RETORNO SEGURO A LA ESCUELA: UNA GUÍA PARA LA PRÁCTICA  

By agosto 9, 2021Noticias

Agosto 2021

Debido a la pandemia de COVID-19, más del 90% de la población mundial de estudiantes han visto interrumpidos sus procesos de aprendizaje en las escuelas. En México, la Secretaría de Salud Federal y las de los estados se han comprometido a disminuir el riesgo de transmisión del COVID-19 dentro de los espacios educativos, sin embargo, dado la posibilidad de regreso a las aulas, es necesario considerar los requerimientos mínimos a considerar para un adecuado retorno.

 

Esta guía, permitirá planear un proceso integrador y participativo en el regreso a clases en aquellas escuelas que cuentan con las condiciones de seguridad adecuadas, ofreciendo los elementos clave para un enfoque coordinado e inclusivo teniendo como principal objetivo la seguridad de niños y adolescentes con Diabetes tipo 1.

 

PARA EL REGRESO A LA ESCUELA SE RECOMIENDA:

EN EL HOGAR:

  • Elaborar y enmicar la identificación del estudiante: nombre, edad, dirección del domicilio, números telefónicos de casa y de contactos, nombre del familiar o cuidador responsable, nombre de la escuela y su dirección
  • Dejar de manifiesto en una receta o reporte médicos que el estudiante vive con Diabetes tipo 1 y los medicamentos que utiliza para su control.
  • Revisar que el estudiante con Diabetes tipo 1 cuente con todos los insumos o materiales necesarios para su automonitoreo en cantidades suficientes y con vigencia de uso.
  • Reforzar los cocimientos del estudiante con Diabetes tipo 1 de las medidas preventivas para evitar un contagio: sana distancia, lavado de manos, uso de mascarilla (bien colocada) entre otros.
  • Si el estudiante con Diabetes tipo 1 tiene derecho a la seguridad social debe contar con documentos que lo acrediten (IMSS, ISSSTE, etc.).
  • Capacitar al alumno con diabetes tipo 1 para que identifique las situaciones que lo ponen en riesgo de hipoglucemia o baja de glucosa y los síntomas que le permitirán reconocer y actuar en consecuencia
  • Los niños y adolescentes deben llevar en sus bolsas o mochilas productos con 15 gramos de glucosa listos para resolver una hipoglucemia (jugos, tabletas de glucosa, etc.).

 

 

EN EL TRAYECTO DE CASA A LA ESCUELA (TRANSPORTE)

  • El niño o adolescente con Diabetes tipo 1 debe atender las medidas preventivas para evitar un contagio de COVID-19:
    • Sana distancia, al menos 1 metro y medio de espacio con otra persona
    • Uso de cubrebocas o mascarilla en todo momento. Se debe instruir al niño o adolescente en la instalación correcta, así como la posibilidad de utilizar careta
  • El niño o adolescentes, en la medida de sus posibilidades, deberá llevar consigo gel o aerosol antibacterial (con alcohol al 70%) y deberá ser capacitado para su uso correcto y frecuente

 

EN LA ESCUELA

  • Se recomienda a los padre o tutores del estudiante con Diabetes tipo 1 visitar el centro escolar antes de la reapertura para comprobar que se encuentra en condiciones óptimas de operación: salones de clase limpios con sus bancas, pupitres o mesas de trabajo con una distancia mínima de 1.5 metros; ventilación suficiente en las aulas; escuela con instalaciones hidráulicas suficientes para garantizar el lavado de manos frecuente; salones, áreas comunes y baños sanitizados correctamente; y materiales distribuidos en todas las áreas para ofrecer gel o sanitizante a alumnos, profesores y personal administrativo
  • Comprobar que todo el personal docente y administrativo de la escuela se encuentra vacunado contra COVID-19
  • Verificar que la escuela cuenta con un filtro de ingreso a las instalaciones en el que se realice un interrogatorio de búsqueda de signos y síntomas de alguna infección actual o latente, con toma de temperatura digital y suministro de gel con alcohol al 70% en manos
  • Es indispensable que el personal administrativo y los profesores tengan conocimiento de los alumnos que viven con Diabetes tipo 1, sus datos personales (mica de identificación)
  • Debido a que la Diabetes tipo 1 (DT1) es una condición crónica y que una omisión en medicación o estrategias de control puede poner en riesgo la vida del estudiante, la escuela deberá permitir que el estudiante con DT1 lleve al centro escolar y tenga siempre a la mano lo necesario para el manejo correcto de su condición.
  • La escuela deberá apoyar al alumno con Diabetes tipo 1 en todas las actividades necesarias para el manejo correcto de su condición como la inyección de insulina, automonitoreo de glucosa o azúcar en sangre, toma de alimentos o bebidas para solucionar una hipoglucemia o baja de glucosa, entre otros
  • Se recomienda que el personal del centro educativo sea capacitado para la identificación oportuna de un posible cuadro clínico de hipoglucemia, y como atenderlo en forma inmediata (la regla de los 15)
  • En caso de que la escuela cuente con enfermería, se sugiere que esta área contemple entre sus materiales todo lo necesario para ofrecer al alumno con Diabetes tipo 1 la medición capilar de sus niveles de glucosa. Los materiales deberán estar vigentes en su fecha de caducidad y el personal deberá estar capacitado para la medición, interpretar los resultados y tomar acciones en caso de cifras de glucosa por arriba o por debajo de los rangos adecuados.

 

En la contingencia sanitaria por COVID-19, la salud de los niños y adolescentes que acuden a las escuelas es prioridad. Esta guía se enfoca en el cuidado de los estudiantes con Diabetes tipo 1. Sin embargo, este documento no suple la responsabilidad de tomar decisiones apropiadas para las circunstancias de cada individuo, centrándose en las personas y considerando la voluntad de sus familias, cuidadores o tutores.

 

Referencias consultadas y recomendadas para padres, madres, tutores y personal de las escuelas:

 

 

 

 

Elaboró DR EDC Josafat E. Camacho Arellano

Presidente Médico de la Federación Mexicana de Diabetes, A.C.

Médico especialista en Medicina Interna, Diplomado en Diabetología

Cédula Profesional 337244